Un pichón rompiendo el cascarón, asomando su cuerpito desnudo y virgen al mundo.
Ofrece joven belleza a cambio de satisfacer su curiosidad.



¿Cómo sustraerse al impulso de tomarlo con dulce violencia 
para arrancarle los restos que queden de inocencia?